top of page

Día tres del Tecate Pal Norte 2024, ¿Todavía estamos para estos trotes? ¡Claro que sí!



Tras dos días intensos en el Tecate Pal Norte 2024, llenos de momentos memorables y caminatas dignas de una peregrinación, me preguntaba a que nos enfrentaríamos en una tercera visita al Parque Fundidora.


Ya habíamos sido testigos de momentos épicos que se quedarían durante buen tiempo en el imaginario colectivo de los amantes a los conciertos, ahora, nos faltaba ver que nos tendría preparado el cierre del festival.


El domingo 31 de agosto, tal vez fue el más caluroso y soleado del fin de semana, desde el mediodía, la humedad parecía que nos cocinaría al vapor a quienes arribamos un par de horas antes de que se permitiera el acceso al público en general.


Una vez ubicados en la sala de prensa, esperamos pacientemente a que las primeras bandas salieran a escena bajo el inclemente sol que parecía ensañarse con los osados asistentes que se dieron cita desde temprano.



Nos dimos una vuelta para ver a las Sexy Vaguitas, perdón, a Sexy Zebras, los madrileños aguantaron bien la temperatura, se veía que tenían hambre de mostrarse ante un público nuevo que se apostó frente al Tecate Original.



Partimos al Fusión Tecel, para ver a los también españoles Viva Suecia, ahí alcanzamos a escuchar “El bien” y “No hemos aprendido nada”, piezas indie rock/pop que significaron un grato descubriendo para muchos, y una actuación más que cumplidora para un grupo considerable de fanáticos.



Del otro lado del terreno, inaugurando la jornada en el Tecate Light se presentaban los argentinos El Mató a un Policía Motorizado, banda bien posicionada en la escena indie latinoamericana, que interpretó sus temas más conocidos como “El tesoro” y “Diamante roto”.  



El que fuera el último día del Tecate Pal Norte 2024 no mermó para nada la asistencia al festival, todo lo contrario, el Parque Fundidora lució repleto mucho más temprano que en las fechas anteriores.



En otra rápida expedición nos lanzamos de nueva cuenta al Tecate Original para ver a Bratty, que maravilló a los presentes con su onda dream pop y garage pop, “Todo bien” con la sinaloense, quién también invitó a NSQK y a Mené para tocar “Continental”.



Siguiendo la onda girl power, nos apersonamos para ver a The Aces otra vez en el Fusión Telcel, ahí la banda se prendió bastante con la onda pop de “Always get this way” y “Stay”.

 


Para este punto, aún nos faltaban un buen de recorrido, pero el cansancio acumulado ya cobraba factura, no solo en el equipo de Ad/Venture, se veía también en los asistentes al festival, quienes procuraban descansar sobre el pasto y bajo la sombra de algún árbol.



En el mismo Fusión esperamos el debut de Jay de la Cueva en su proyecto solista, el músico y productor tocó “Tokyo” y “Perdóname” que forman parte de su nuevo álbum, fue una buena manifestación de lo que viene para el multiinstrumentista que alguna vez formara parte de Fobia, Molotov y Moderatto. 




Luego nos perdimos entre los árboles del Villa Maravilla para escuchar el set de Andre VII que tronó las tornamesas con techno del bueno y que remató con su afamado remix a “Toro” de la banda española Triangulo de Amor Bizarro, seguimos la fiesta con Tom & Collins, dupla mexicana de Dj´s quienes la continuaron rompiendo. 



Se acuerdan que un par de páginas antes mencioné que evitamos ver a Kenia OS, pues, mentirá, pues ya en el argüende caímos en la tentación del morbo y nos dirigimos al Tecate Original, nada más un ratito, al cabo no pasa nada.



En el lugar presenciamos como la gente se prendía con hits virales como “Malas decisiones” y otras que la verdad, no me tomé la molestia de apuntar, pero todo cordial con la influencer, cero hate (la verdad no me gustó).



El atardecer estaba cercano, gracias al creador la brisa fresca de los días anteriores volvió recorrer el parque para beneficio de todos, fue el momento idóneo para cargar energías con un tentempié y una cerveza bien fría.


Pareciera que la mayor parte del Domingo no la pasamos en el Fusión Telcel, pero, de hecho, así fue, porque ahora tocaría el turno de Men I Trust, comandados por Jessy Caron, quienes luego de un par de rolas soltaron “Show Me How” (una de mis favoritas), además de “Humming Man”.



Llegó el momento de regresar al Tecate Light, donde los originarios de Brighton, Inglaterra, Royal Blood se armaron un set potente y estrepitoso, en el que destacaron “Out of the black”, “Little monster” y por supuesto “Figure it out” con la que cerraron.



Mientras los ingleses se desmadraban en el stage principal, nuestro querido y amado fotógrafo estrella, Sam X Delgado, se desmadraba entre el público.


Podría perder la dignidad frente una chica al caer en una zanja, pero nunca sus reflejos felinos para salvar su cámara de un golpe casi inminente, porque, un tobillo puede sanar, pero un teleobjetivo ya no vuelve a crecer.


Aunque, no nos angustiemos demasiado, una caída era muy poco para deshacerse de nuestro hombre cámara predilecto, después del incidente se dirigió a la enfermería, le aplicaron un vendaje y listo, de nuevo a la refriega, eso si rengueó el resto de la noche (pobre, le tocó caminar el triple de regreso al hotel).


Aun, así rengo y todo se dio el tiempo para ir a tomarle fotos a The Warning, quienes dieron gala de su evolución musical, que las ha convertido en referentes internacionales del hard rock.



Mas tarde, el Tecate Light, se presentaba la banda predilecta de los señores rocanroleros, Maná, con un Fher, cada vez más parecido a Denise de Kalafe, quién cual tío en cena familiar, se cagó en el reguetón, además de oler un calzón que lanzaron del público.



Aún, así con todo y comedia involuntaria, Maná se aventó un show impresionante de casi hora y media donde le dio una repasada a toda su discografía con himnos encumbrados en los bares y karaokes como “Ángel de amor”, “Vivir sin aire”, “Mariposa traicionera”, “Te lloré un río, “Me vale” y muchos más.


Mientras casi nos quedábamos sin un fotógrafo, un servidor se encontraba sano y salvo sentado sobre el césped del Tecate Original viendo a Placebo, que sin mucha interacción con el público tocaron “Too many friends", “Song to say goodbye”, y “The Bitter End”.