top of page

Festival Borderland 2023 presenta propuestas frescas y consagrados del rock



Luego de extenderse hasta altas horas de la madrugada el Festival Borderland culminó su edición 2023, que fiel a su espíritu trajo a Ciudad Juárez un cartel conformado por artistas emergentes, leyendas de la escena nacional y bandas consagradas en la historia de rock latinoamericano.


Si nos remontamos a inicios de este año, la expectativa por lo que ocurriría el pasado sábado 4 de noviembre en la Plaza de la Mexicanidad siempre fue alta, esta dio pie a teorías conspiranoicas sobre un posible cartel, peticiones de bandas y artistas, además de críticas y “hate” en redes sociales por los motivos que usted guste y mande (sobre todo cuando el line-up fue anunciado).


El hecho del atraso tanto en la apertura del festival, como en el arranque de las presentaciones, poco ayudó a disipar los señalamientos y las quejas, sin embargo, el festival se mantuvo en pie y todos los artistas anunciados salieron al escenario (te estoy viendo a ti Hell & Heaven).


La Chory de México, Girl Ultra, abrió las puertas del #Border y con su amor desde el southside, cautivó a los que se dieron cita desde temprano envolviéndolos con su combinación de R&B, pop y sonidos alternativos.



El sol pegaba duro, sin nubes en el cielo que contuvieran sus rayos, había un clima cálido típico de las tardes otoñales en esta región del mapa. Esta vez la madre naturaleza ponía de su parte (ahora te estoy viendo a ti Tecate Supremo).


La dupla conformada por Coco Santos y Orlando Fernández, mejor conocida como CLUBZ siguió con la tónica de ritmos hipnóticos y melodías pegadizas como “Áfrika, Nagano o Popscuro”. Tal fue la emoción del momento, que Orlado saltó del escenario y se sumergió entre los fanáticos por unos instantes.



Avanzaba la tarde, las cervezas apaciguaban las gargantas sedientas de uno que otro festivalero, de pronto un sujeto de botas y sombrero tomaba por asalto la tarima, se trataba de El Simpson Ahuevo, quien se adueñó del lugar soltando barras y punchs lines para poner a todo mundo de buenas con “Arre”.



Lentamente el sol caía a espaldas de la concha acústica de la Plaza de la Mexicanidad, una fresca brisa se colaba de entre sus rincones, los amigos alzaban sus teléfonos para capturar el momento mientras otros buscaban alimento para recargar energías (bajar el munchis) o un poco de agua (pisto) para remojar el cogote.


LAGOS hacía su primera visita a las tierras de Tin Tan para darle un giro romántico y meloso al lugar que se vistió con los colores del ocaso, ahí los galanes venezolanos enamoraron a propios y extraños con “Mónaco”.



Los sonidos urbanos retornaron al entarimado de la mano de Jesse Baez, el de “Guate” aprisionó a todos con su suave voz y poderosos ritmos en “Se fue la luz”, además de sus profundos ojos verdes que parecía querer esconder debajo de una gorra y largas rastas.



La noche dispersó los atisbos de calidez en el lugar, la brisa se tornó en una ventisca helada, por su puesto que esto no haría mella en el ánimo de la gente, que paciente esperaba sobre la valla de contención a que su banda o interprete favorito saliera a escena. No faltó quien se abriera camino entre el mar de cuerpos a punta de codazos, pellicos y empujones.


Más de uno quedamos atónitos con los pasos de una mujer de piernas kilométricas y gabardina de cuero negro, se trataba de Daniela Spalla, quien nos cantó canciones tristes y desesperadas con su celestial voz, mismas que fueron coreadas de manera desaforada por fanáticos y aquellos que tuvieran el corazón roto, muestra de ello fue “Vete de una vez”.



La velada se extendía más allá de lo contemplado, el termómetro bajaba un par de grados adicionales, aún así, con todo y rezagos, la gente seguía encendida, la fiesta ya estaba en su máximo esplendor y esperaba los actos principales, la ausencia de calor era suplida por el ambiente de los hijos de Juanga, quienes nos destacamos por hacer buena fiesta a donde quiera que vayamos.


La primera leyenda del concierto hacía acto de presencia, CUCA, regresaba después de mucho tiempo a nuestros territorios y recordó porque es una de las bandas más queridas por los juarenses, la conexión que se sintió desde la primera canción, hasta que sonaron las encumbradas “La balada”, “Señorita Cara de Pizza” y por su puesto “El son del dolor”.



Jumbo celebraron en esta frontera “sus bodas de plata”, 25 años de carrera, los regiomontanos lo hicieron cantándole a su público a un costado del Bravo, custodiado por las luces de dos urbes que no duermen. Los pequeños rockstar, dejaron en claro con “Fotografía” “Después” y obviamente “Siento que” porque son uno de los grandes en México y otras latitudes.



Sin duda, ver a Aterciopelados es otro viaje, los míticos Andrea Echeverri y Héctor Buitrago son unos genios que llevan su arte más allá de la música y lo colocan en terrenos conceptuales brillantes, eso sí, sin sacrificar en ningún momento el espectáculo, porque de a principio a fin la multitud cantó y bailó con las clásicas “Bolero falaz”, “Baracutana”, “Maligno”, además de deschavetarse con “Florecita rockera”.



Para este punto, la verdad, si estaba haciendo un buen de frío, perdí la noción del tiempo, ya pasaba de la una de la mañana, el cambio de horario nos benefició a quienes queríamos seguir la fiesta.


Sin embargo, las rodillas y las reumas comenzaban dar lata con esas pequeñas molestias habituales en quienes rebasan el tercer piso, un las ligeras punzaditas en las articulaciones que te hacen pensar que le debes de bajar tu desmadre, aunque, nada de eso, ahí seguíamos, tercos y necios al pie del cañón, todo por seguir viendo a las bandas que faltaban.


Los originarios de Montevideo, Uruguay, Cuarteto de Nos saltaron al escenario del Borderland con sus rimas irreverentes y repletas de sátiras sociales que tristemente no pierden vigencia, los encabezados por Roberto Musso cumplieron con la expectativa de los juarenses por escuchar y cantar a todo pulmón “Yendo a la casa de Damián”, “Mario Neta” o “Lo malo de ser bueno”.



Las altas horas de la madrugada no importaron en lo absoluto a Los Amigos Invisibles que entraron embalados a cerrar la fiesta, pues arrancaron duro con “Los Luchadores”, dándole un frenético repaso por sus temas más conocidos como “La vecina”, “La que me gusta” y la infaltable “Mentiras”.



Y así, después de una jornada maratónica cerró el Festival Borderland 2023, que trajo un poco de todo a un público tan exigente como lo es el de Ciudad Juárez, pero que, a la vez, sabe pasarla bien sin importar los contratiempos.


PD: Escribo esto un par de días después, y sí, aún me duelen los pies, aunque la cruda solo me duro un par de horas del domingo.


📝: @fabian_kraut

📷: @samxdelgado

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page